La Cultura Pop y los Comics

Los héroes le han dado sentido a la historia del mundo. Forman parte de la realidad en la que vivimos: abarrotan salas de cine, estanterías de libros, jugueterías, videojuegos, convenciones y sobre todo, el corazón y la imaginación de millones de seguidores en el mundo entero. ¿Qué sería de la cultura popular actual sin la presencia del hijo de Odín, Thor, o sin la figura del Hombre de Hierro, Superman? ¿Quiénes serían los inocentes héroes de millones de chiquillos que van por las calles portando el escudo del Capitán América o la enigmática máscara del atormentado Batman?

La historia no sólo de los Estados Unidos, sino del resto del planeta, se puede ver reflejada en la evolución del superhéroe: su pensamiento y sus acciones han sido determinados por las situaciones bélicas, económicas y psicológicas de cada episodio del mundo. Pasaron de ser simples viñetas de periódicos o revistas de escaso tiraje a plantarse con todo el poder de sus condiciones como las actuales estrellas de la industria del entretenimiento.

Tal cual como un melómano comienza a vivir su fantasía de ser estrella del rock cuando toma una guitarra o un par de baquetas, los aficionados al comic comienzan a separarse de sus personalidad cuando se colocan la máscara, la capa o los aditamentos de su personaje preferido. Su imaginación vuela tan alto como los blancos rascacielos de Metrópolis o las gigantes cúpulas de las catedrales de Ciudad Gótica. Finalmente el superhéroe encarna el estado máximo de la fuerza, la astucia y la inteligencia humana. ¿Quién no caería rendido ante tamaña fantasía?

Para deleitar la fantasía de cientos de lectores que ven en los cómics uno de sus diversos medios de entretenimiento, a continuación hablemos de los personajes más interesantes de una y otra empresa que destacan por su inmenso poderío y compleja personalidad.