Bahía San Luis Gonzaga, en Baja California

Viajar a los Cabos es sumergirse en un paisaje totalmente surealista en donde por un lado vemos montañas, por otro se extiende el desierto y un tercer paisaje se abre ante nuestra vista hacia el mar pacífico o hacia sus hermosas bahías y Mar de Cortés.

Una vez que llegas a hospedarte en alguno de los hoteles en los Cabos, continua entonces la travesía porque son tantos lugares que visitar, tantos paisajes que observar y sentir que a veces los días de vacaciones son cortos.

Por ejemplo, Bahía San Luis Gonzaga es un lugar increíblemente sereno y hermoso, un verdadero tesoro de Baja California.

Sin duda vale la pena darle una visita si te gustan las aguas cálidas, cerca de playas perfectas, la falta de multitudes y la belleza de un paisaje desértico.

En esta bahía encontrarás un hotel, dos campamentos, un par de pistas de aterrizaje, una nueva estación de gasolina y tres restaurantes. En sí Bahía San Luis Gonzaga es realmente dos bahías que están separadas por un montículo de arena durante la marea baja que se juntan en la marea alta.

Una pequeña comunidad de amantes de Baja California ha construido casas para vacacionar, hay algunos residentes permanentes o tiene remolques en tres lugares diferentes en la bahía.

Cuando llegas a Bahía San Luis Gonzaga no tienes que hacer demasiadas elecciones. Si no tienes un remolque o autocaravana y no vas a acampar, tienes una única opción: ir directamente a Alfonsina, el único hotel de la zona.

Este es un sencillo hotel que brinda un excelente servicio y se ubica justo en la hermosa playa de arena blanca. Este es realmente un gran lugar para detenerse y relajarse.

Si estás planeando un campamento, hay numerosos lugares para hacerlo y si necesitas instalaciones básicas, dirígete a Rancho Grande en donde encontrarás palapas y baños.

Fuera por la carretera, tienen una de las mejores tiendas de conveniencia en toda Baja California y se puede acampar aquí también.

Papá Fernández es otro pequeño desarrollo en la parte norte de la bahía con unas cuantas casas bonitas y una rampa de lanzamiento. Ofrecen camping, una pequeña tienda y un restaurante. Si deseas pescar, bucear o simplemente explorar la zona, puedes hacer arreglos para alquilar aquí una panga.

Hay otro grupo más pequeño de casas de vacaciones y remolques, en Punta Final, a 12 km de distancia en el extremo sur de la bahía. Alrededor de la punta de Punta Final existen algunas calas bonitas con playas de arena que son perfectas para bucear.

Es sencillo encontrar en estos lugares hermosas conchas que se encuentran en las playas de Bahía y San Luis Gonzaga, dependiendo de las corrientes y las mareas.

La pesca en la zona se compone principalmente de cola amarilla, lubina, peces de disparo, salmonete, corvina, sierra, pompano, mero y la barracuda ocasional. La zona es un patio de recreo frecuente para los delfines y, si tienes suerte, puede ser posible ver una ballena o dos al igual que los tiburones ballena.

Bahía San Luis Gonzaga es uno de esos destinos que debe ser considerado parte de “La Baja Real”.

Por la noche, todo está en silencio, excepto quizá por el sonido de las pequeñas olas que se diliyen en tierra. El mirar las estrellas por la noche es todo un espectáculo en donde verás estrellas fugaces.

Este es un hermoso lugar para distraerse de la multitud y al ser un refugio natural, vale la pena respetarlo recogiendo toda tu basura. Esta es un área muy especial y debe ser tratada como tal.

Una vez que hayas experimentado Bahía San Luis Gonzaga, probablemente querrás regresar. Espero que, si todo el mundo trata las playas con el respeto que se merecen, la bahía será agradable y limpia cuando regreses.